Search

Pescado y arroz desde 1980

  • ca
  • en
  • es
 

Orígenes

Los inicios

Un 21 de marzo de 1980 Els Pescadors vio luz. Una antigua casa de comidas de la cual todavía se conservan las mesas de mármol y los bancos de madera adosados a la pared, donde solían reunirse los pescadores y trabajadores del Poblenou, reconvertida en el restaurante que conocen hoy en día. Detrás de Els Pescadors hay una evolución, no obstante, siempre se ha querido mantener la esencia de aquello que fue.

Els Pescadors surgió en la búsqueda de un cambio de aires, de forma espontánea, sin pretensiones, de manera inconsciente y con cierta ignorancia respecto al mundo de la restauración. Aun así, empezó con la ilusión de aquel que inicia un proyecto nuevo.

Els Pescadors Barcelona
Els Pescadors Barcelona

La familia Maulini-Duran

Cuatro amigos, una antigua tasca de pescadores y ganas de crear un lugar de encuentro donde charlar en buena compañía. Y sobre todo, ganas de sacarlo adelante.

Desde 1982 Els Pescadors ha estado bajo la tutela y dirección de Pep Maulini y Toia Duran, creciendo, avanzando, adaptándose a los nuevos tiempos, aportando frescura y conservando, a la vez, el toque ligeramente vetusto y romántico que lo caracteriza. Un restaurante tradicional con pequeños toques de actualidad.

El restaurante

No fue hasta el 1 de febrero de 1988 que Els Pescadors sirvió su primera comida. Ha llovido mucho desde entonces pero, hay cosas que nunca cambian; como la obsesión y obstinación por encontrar productos de calidad y de aquí; de los nuestros.

Un producto majestuoso no es negociable.

Del mismo modo se ha querido conservar la esencia del entorno mágico del cual disfruta, ofreciendo una experiencia auténtica de una Barcelona pesquera y sencilla. Un regreso, por unas horas, a un pasado sinónimo de calma y paz.

Más de 30 años de experiencia hacen de Els Pescadors un clásico de Barcelona; un rincón donde degustar platos delicados elaborados con productos de calidad y recibir un tato único y excepcional.

La plaza

La plaza Prim, un tesoro escondido en el Poblenou. Un pequeño rincón donde perder la noción del tiempo. En medio de Barcelona, pero tan lejos a la vez…. Como un pedazo de Cadaqués escondido en medio de la ciudad Condal.

Un poco de historia…

El origen de la plaza Prim, enclavada en corazón del centro histórico de Poblenou, fecha del año 1851,a pesar de que no fue hasta 1856 cuando se urbanizó. En un primer momento fue llamada Plaza de Isabel, pero para honrar al General Prim y el fin del absolutismo monárquico de Isabel II, se le cambió el nombre en 1868.  La plaza aconteció el espacio de residencia y encuentro de los pescadores y obreros de la época. Hoy en día si os paráis a observar la plaza todavía podéis ver sus edificios bajos con fachadas blancas,

Un rincón mágico donde se conservan las raíces del Poblenou.

característicos de los antiguos barrios de marineros del siglo XIX, posiblemente las casas más antiguas que se pueden encontrar en el barrio. Uno de los elementos más representativos de la plaza son los tres árboles de la especie bellasombra que ofrecen sombra en los días de verano, así como la humilde fuente situada en medio de la plaza.

AFLOJAR EL RITMO

Lejos del frenesí, del delirio y la impetuosa locura que parece que nos caracteriza. Un oasis de serenidad, un regreso al pasado; a la vida en un pueblo costero donde se consumían suculentos y austeros platos protagonizados por el pescado fresco llevado por los pescadores.

Una experiencia única y singular dentro de nuestra ciudad, que les invitamos a vivir.

Haga su reserva online y disfrute de una experiencia única.

Sorry, the comment form is closed at this time.